jueves, 22 de enero de 2009

LA CHICA DEL PUERTO

Sentada en la arena
La chica miraba a la nada,
Mirada brillante, serena,
Silbaba una copla entonada.

Su rostro era hermoso,
Su cuerpo perfecto,
El sol, cual amante brioso,
Bañaba su cuerpo. Amor en secreto.

Y yo la miraba temblando,
Vibrando de amor y deseo,
Sintiendo temores, dudando
Si hablarle de amores o irme a paseo.

Pero fue mayor esta cobardía,
La miré temblando, amando,
Caminé de frente, mirarla quería.
Amarla en secreto, mi alma quemando.

La chica del puerto
No volvió otro día.
Ahora vivo muerto,
La busco, mi alma porfía.

Sergio Amaya S.
Enero 20/2009
Ciudad Juárez, Chih.

No hay comentarios: