miércoles, 21 de enero de 2009

EL BAJIO

Hermosas ciudades
Las tiene el Bajío,
Con gente sencilla,
De suaves modales.

Primero Irapuato,
Ciudad de mi infancia;
Con sus dulces fresas
Y calles torcidas, como garabato.

Recuerdo un retrato
De noble ciudad,
Como un relicario,
Bella Guanajuato.

León industriosa,
Mujeres hermosas,
Comercio constante,
Gente laboriosa.

La dulce Celaya,
Cual fina cajeta,
Templos y conventos
Que el tiempo avasalla.

Jerécuaro y Coroneo
De viejos recuerdos,
Calles empedradas,
En sueños las veo.

Dolores Hidalgo
De tranquilas calles,
Cuna de valientes
Como el Cura Hidalgo.

San Felipe, noble
Ciudad en el tiempo,
Huele a tierra limpia,
Que el recuerdo hable.

San Miguel El Grande,
Grande fue tu héroe
Don Ignacio Allende,
Que la historia mande.

Uriangato y Moroleón,
Ciudades siamesas
Que espacio reclaman
Cual si fuese un león.


Acámbaro comerciante,
Nudo ferroviario
que ahora descansa
con rostro anhelante.

En fin, cien ciudades mas
Que el Bajío cobija
Cual madre amorosa,
Viviendo ahora en paz.

Tierra de abundancia,
Tu campo abonaste
Con sangre muy noble
Por la Independencia.

Décadas mas tarde, otra confusión.
Los campos se agotan,
Mas sangre los riega
En la Revolución.

Ahora vive en paz,
La gente trabaja,
El campo produce,
Es gente capaz.

Sergio Amaya S.
Nov. 29/2007
Naucalpan, Méx.

No hay comentarios: