miércoles, 15 de octubre de 2008

Un regalo

Hace veintiséis años
Cupido tocó a mi puerta,
Me trajo una bella joven
Envuelta con varios moños.

Un moño rojo, de amor,
La joven traía en la frente,
Con él me alegró la vida
Y me llenó de candor.

Moño blanco, de pureza,
Enmarcaba un bello rostro,
Pureza de corazón
Y se me dio con largueza.

La esperanza en moño verde
Guardaba su pensamiento,
Al darme un amor eterno
Su esperanza no se pierde.

En fin, un moño dorado
Envolvía su cabellera,
Como un tesoro me daba
Su ser, para ser amado.

Sergio Amaya S.
Octubre 3/2006
Acapulco, Gro.

1 comentario:

olga dijo...

Hola inge buenas tardes me da mucho gusto saber que al fin se decidió compartir esas cosas tan bellas que escribe y que algunas ocasiones tuve la suerte de que las compartiera conmigo, gracias por ser mi amigo ;) Olga