martes, 14 de octubre de 2008

Los niños y el conejo

Entre el verde follaje
Del bosque luminoso,
Va cruzando el paraje
Un conejo curioso

Dos chiquillos traviesos
Lo miran arrobados,
Lo persiguen ansiosos
Con rostros sonrosados.

Las madres de los niños
Los miran extasiadas,
Les hacen dulces guiños,
De sus risas contagiadas.

Las madres van mostrando
A sus hijos el mundo,
Sus vidas van llenando
De saber tan fecundo.

El conejo furtivo
Ha llegado a su nido,
Olfatea sensitivo
Si algún otro ha venido.

Bendito sea Dios, decimos,
Cuando llegan los hijos,
El amor que vivimos
Lo llevamos de fijo.

Sergio Amaya S.
Junio 30/2006
Celaya, Gto.

No hay comentarios: