lunes, 16 de junio de 2008

NUEVO DIA

Qué larga es la noche
Cuando inquieto desvelo
Nos agita y cubre
Cual pesado velo;
No es que lo reproche,
Pero es angustiante
Sentir que no acaba,
Ansiar anhelante
Que pase la noche
Y llegue el mañana.

Allá, en lontananza
La luz se vislumbra,
Anuncia que Aurora
Su velo levanta, avanza.
La calma nocturna
Que nos angustiaba
Va quedando atrás,
Asaz taciturna, velada;
El nuevo día se ve promisorio.
¡Ánimo, sonríe, el día comienza!


Sergio Amaya S.
Junio/2008
Ciudad Juárez, Chih.

No hay comentarios: