martes, 31 de julio de 2007

Destino cruel

Safe Creative #1102088451671
Destino cruel
Era joven, era hermosa,
Bellos ojos cafés, de mirar amoroso,
La miraba arrobado, casi como una diosa
Y su voz era suave, de tono melodioso.

Las tardes que pasamos
Platicando en el parque,
Cubriéndonos de besos, amor nos juramos,
Pidiéndole a la vida que el alma nos marque.

El sol nos sonreía,
La vida era eterna,
Si pensaba en perderla, yo sentía que moría,
Pues ella era un ángel, con el alma muy tierna.

Pero el destino implacable
Al hombre domina.
Y ese ángel del cielo, de memoria imborrable,
Se durmió dulcemente, cual llama mortecina.


Y yo morí mil veces,
Mi alma destrozada,
Llorando su memoria, elevando mis preces
Y hoy me encuentro solo, mi alma enamorada.


Sergio Amaya S.
14 Julio de 2007
Acapulco

Tiempo a destiempo

Tiempo a destiempo

¡Cómo ha pasado el tiempo!
Ayer era joven y energía sobraba,
El viento soplaba y yo soportaba
Hoy es diferente, ya pasó mi tiempo.

Amigos llegaban a matar el tiempo,
Charla interesante, tardes de café;
De pronto me hallo solo, algo que no sé,
Amigos escasos andando a destiempo.

Trabajo sobraba, no me daba tiempo,
Hoy estaba aquí, mañana no sé;
Viajando, corriendo, la vida pasé,
Hoy que ya no viajo me siento a destiempo.

La experiencia toda nos la deja el tiempo,
Viviendo, aprendiendo, con ansia febril;
Los meses se pasan, de marzo hasta abril.
Aquí estoy ahora, viviendo a destiempo.

Sergio Amaya S.
Julio 07/2007