jueves, 13 de diciembre de 2007

LOS AMANTES

Los viejos muros de aquella Prepa
fueron testigos de un dulce amor,
¡que son muy jóvenes!, la gente increpa,
en su inocencia está el candor.

Tiernos susurros, dulces promesas,
que yo soy tuyo, que tú eres mía,
amor que tiene sus almas presas,
la niña amada en él confía.

Pero un buen día la niña falta,
el hombre sufre, le falta el alma;
pasan los días, la duda asalta,
el hombre joven pierde la calma.

Noticias llegan, que está muy mala,
los viejos muros y el hombre lloran,
ya no resiste, el frío le cala,
la joven muere, todos le añoran.

Pasan los meses, pasan los años,
los viejos muros recuerdos guardan,
se oyen lamentos, fru fru de paños,
son los amantes que el tiempo aguardan.

Alguien me dice que los han visto,
juntos, muy juntos en los pasillos;
¿será verdad?, yo me resisto,
ya lo comentan, forman corrillos.

Esa es la historia de los amantes
que yo escuchaba allá, en la Prepa,
un amor puro, casi de infantes,
pasa la historia, que el mundo sepa.

Sergio Amaya S.
Dic. 10/2007
Naucalpan

No hay comentarios: