viernes, 24 de agosto de 2007

ANHELO






¡Cómo pasó tanto tiempo, sin darme cuenta cabal!,
mis hijos se hicieron hombres, mis nietos jóvenes son,
yo queriendo estar con ellos, la vida no me lo da.
Siempre han estado cerca, dentro de mi corazón,
pero yo quiero abrazarlos para sentir su calor.


Ahora que pasó el tiempo y viejo me siento ya,
Anhelo mas su presencia y pido su protección.
Me siento fuerte, es cierto y lúcido como el que mas,
Solo espero un trabajo donde ganarme mi pan,
Tener muy cerca a mis hijos y en sus hombros reposar
Esta cabeza con canas que no deja de pensar.

¿Qué la vida ha sido injusta?, no, tal vez me he portado mal
No pudo haber sido injusta si con creces me pagó:
Tengo hijos, tengo nietos, ¿qué mas le puedo pedir?
Bueno, sí, algo le debo pedir: que me conceda unos años
Para a su lado vivir.

Sergio Amaya S.
Mayo 26/2006
Celaya, Gto.

No hay comentarios: